El grito

Paseo ya sin ti
entre restos de la fiesta
(mi silueta se esboza entre barracas y perfiles de sonrisas)

cuando baja un frio repentino
– temblor de otoño –
que va escarchando la memoria.

Y así, entre rumores de fútbol
y gritos de ausencia,
se abre un corredor que aúlla
– sutil –
el oleaje ansioso del Pisuerga

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies