MI ABUELO FUE VIEJA GUARDIA

Mi abuelo fue Vieja Guardia,

neto, mahón, mesetario

como la camisa azul

que conservo en el armario.

De caminos a colegios

juramos bandera al paso

en Palacios muy Reales,

hoy cuarteles de desahucio.

Sí, mi abuelo hizo la guerra,

esa que os cunde tanto

que él nunca mencionó

pues era mejor dejarlo.

“Mejor mirar adelante”

sin rencor a tanto bárbaro

con coartada tricolor

depredador de un Estado.

Si la defensa es vital,

su Victoria no es pecado,

pero un dolor conjunto

merece ser superado.

Igual que cuando mindundis,

con aspiración de cargos,

escalan enredaderas

de mandrágoras con fango

reclamando frutos rojos

que nos arrojan sobrados,

todos ellos, niños peras,

“gaviotos”, rosas, morados…

Y yo les rezo paciente

desde mi azul mesetario

desde mi Rosario exacto

desde mis luceros patrios

queriendo ser Vieja Guardia

como reflejan mis astros,

que a la eternidad se llega

desde un amor reaccionario.

Un comentario sobre “MI ABUELO FUE VIEJA GUARDIA

Deja un comentario