EL DETALLE

Fue un detalle, apenas un detalle. La segunda tarde de junio expira un olor a tierra mojada filtrada por los ventanales del castillo. La Dehesa de la Villa, tiritona de soles y atletas, se dejaba acariciar por un leve chubasco que nunca existió. El fantasma meteorológico se intuía muy audaz, con pretensiones de tormenta. Esbozó […]

JUNIO

Llegó Junio. Con un Pentecostés que recolecta sentido en el bochorno para bautizarlo en Calor. Esta curación de la fiebre, ayer amarilla de un mayo enfermo, hoy nos aparece agradable, día uno. Y todo desde el valor de la costumbre, esa corrección de la rutina. Porque el bochorno, como todo, se termina asumiendo si somos […]

REQUIEM POR ABRIL

Se acaba Abril en blues. Sunday blues, para ser preciso, como los grandes finales. Sucede en un domingo enlutado de provincias, con charcos en las calles y fuego en el salón. Mi tiempo, vamos. Se despide así el mes más extraño del calendario, llorando rabia sobre campos abiertos de Castilla. A un lado del Olimpo […]

FLORES DEL MAL

Fue el cumple de Baudelaire el pasado domingo. Me lo recordó mi compadre Artero en su Paseata. Era domingo y de Ramos. El espíritu del poeta y filósofo, me bendecía sin saberlo en su onomástica, desde un permanente texto en la mesilla, justo al lado del Rosario. Entre las flores del mal y las cuentas […]

YO TENGO UN CAMARADA

A Enrique Cano Garcia Buenas noches, Enrique, Leo desde nuestro amigo Cami que ya estás de refuerzo en los luceros. Al ver su post me he quedado parado, apenas un instante, y he rezado por instinto un Misterio en tu recuerdo. Al terminar fui a mi biblioteca y saqué un libro, tu libro, que tengo […]

DICIEMBRE

Y llegó Diciembre. Día uno, en una Meseta de mercados, empieza otra cuenta atrás con el brillo de un Adviento recién comenzado. Muy de mañana, la misma niebla de antaño, apareció para decorar nuevos sueños y viejas pesadillas. Mientras tanto, en el mundo comenzaba el mes bienvenido por luces burdeleras y un personal ilusionado de […]

FERRAGOSTO ENTRE LUNAS

​Llega la luna a rubricar otro finale. El Finale. La encontraré en el extremo duro de una calle ascendente y empedrada donde me vigila una torre de vigilante. Tras de mi, nada, mas allá, tierra de nadie: Castilla etenamente repoblada en soledades con adornos de girasoles. Nadie fuera, todo dentro. La Castilla verde es un […]