ENTRE TODAS LAS MUJERES, VERMUT FINALE

DESMONTANDO A JEAN PAUL Y SIMONE

Llueve en París. El taxi me lleva del aeropuerto Charles de Gaulle al barrio Latino, entre un mar multicultural de colores y humedad. Este vermut es un café que desvela un perfume acogedor que complementa la amabilidad de mi anfitriona. Mari Carmen. Española en el Norte sonríe con estilo y dulzura, elegancia de francesita con sutil acento “ninette”. Estamos en la ciudad origen del problema y me lo va a explicar. En cafés como estos conspiraban los curas modernos, llamados “intelectuales”  para hacer un diseño perfecto que, recogiendo tradiciones de pensamiento, se fragua en una cosmovisión perfecta donde se mezcla el existencialismo y las modas. Empecemos por esto último.

“Está de moda hablar del género del sexo. Y yo diría también, Familia.

En mi infancia el “genero” estaba muy bien definido: Hombre, Mujer, Padre, Madre. De ahí dependía toda la evolución de la familia. Era el pilar, el soporte, los cimientos de la formación de los hombres y mujeres del mañana. Esto implicaba, aprender todo aquello que una mujer debería saber para ser una «perfecta mujer de su casa»”

Venimos del mismo mundo, de la misma cultura,. Es un mundo que ha funcionado, si, con virtudes y defectos pero que se quiebra por una grieta de doble filo y muchos sentidos: la libertad.

“Hoy bien es verdad que la mujer a alcanzado una libertad que no teníamos. Pero con esta libertad se han perdido los valores de si mismo y por los otros. Ahora ya no se pide permiso para salir ni se da hora para entrar, el saber cocinar o lavar y planchar para la generación actual es un ataque de ‘sexismo’ (y por tanto bien de veces esto ha ayudado, en periodo de crisis a muchas mujeres, a encontrar un trabajo)”

Pido otro café y me parece estar rodeado por el fantasma de Sartre y el gesto duro de Simone… los grandes arquitectos de esta trama. La mujer, la libertad, el segundo sexo… En el fondo la lucha entre la realidad de la naturaleza y el mito de la cultura.

Ahora se es libre. Sin querer caricaturizar, es verdad que en ciertas cosas la evolución de la mujer ha ido conquistando poco a poco espacios de libertad en su vida privada, y familiar. Pero eso no quiere decir que tengamos que ser en todo a lo oposé de nuestra calidad de mujer. El igualitarismo de sexos debería estar considerado solamente en el ámbito salarial, igual trabajo que un hombre , igual salario, Hoy en muchos casos la mujer ya puede ascender a un puesto de dirección; Aunque todavía no sea a 100/100.”

Esa lucha termina en emancipación y no podía faltar el paso que lo modela: la plastilina de Freud

“Una mujer que j’admire es Françoise Dolto médico pediatra y psicoanalista francesa famosa por sus descubrimientos en psicoanálisis de la infancia. Ahora todo está salido de madre. Y nunca mejor dicho. La identidad se pierde, ya no está de moda ser «mujer» u «hombre» simplemente. Nada más nacer te explican que tienes otras «opciones…»

…Y con sus consecuencias

Tenemos libertad.Podemos no ser madres, no ser femeninas, incluso ser madres solteras. En las familias numerosas como fue la mía, hubo vocaciones, lo que no había eran medios….La necesidad de tener que trabajar ‘en lo que saliera’ para ayudar en casa era el principal motivo para dejar el colegio en cuanto teníamos la edad reglamentaria para trabajar.”

Así aparece una generación que lucha… y otra que exige sin luchar

“Bueno, eso también nos hacía libres, nos enseñaba la vida y nos metía de pleno en ella. Hoy todo es y tiene que ser gratis, y aun así, se puede uno permitir de no trabajar sino es para ganar esto o lo otro… Nuestra infancia a pesar de nuestras carencias era más rica porque teníamos más imaginación, más fantasía, y leíamos más, mucho más que ahora. Una de las primeras conquista de la mujer fue el poder votar.

Desde Francia, el panorama de vanguardia tiene una fecha, el régimen del 45

En francia fue el 29 abril de 1945. Una de las cosas que me asombraron fué la libertad de se exprimer, de vivre ses manifestación en plena calle así como ver las parejas de una manera natural abrazarse y besarse sin timidez en el café, metro, calle, jardines o donde se presentara. No había manifestaciones contra el sexismo. Todo estaba dentro de la lógica. Esa es una de las cosas que más me llamaron la atención. Aquí una vez al año celebramos el dia del abrazo, chicas y chicos con un pañuelo blanco en la mano abrazan a los transeúntes. Por el momento todavía no han venido las ‘antis Femmes’ a romper una idea si generosa.”

¿Será tarde para una vuelta al sentido común?

Hoy se ha abandonado lo natural para llevarlo a una desproporcionalidad que es caricaturizar y mil veces mas pervertida. Yo sigo pensando que la mujer y el hombre saben perfectamente acomodarse cuando no se pervierten las ideas. El hombre sabe ayudar en la casa como la mujer que ahora tiene una vida activa fuera de ella, y viceversa.*

Y apuramos un tercer café con un chin-chin:

En conclusión, la familia como soporte de una Nación que mantiene sus principios sobretodo aprendiendonos el entusiasmo, llamándonos a respetar la vida, no dándonos solamente el saber. Despertando nuestra hambre de Ser, Llamándonos a crecer en la vida, despertando en nosotros el gusto por el compromiso de responsabilidades. Acogiendo nuestra creatividad para balizar un devenir llamado a enriquecer la Vida.”

Salgo agradecido con el mapa completo, el café más aprovechado de los últimos tiempos tengo que asimilarlo en las alturas con mi compi Belencilla que viene con su super jet privado. Vemos la lluvia caer sobre una ciudad sin luz mientras el cielo nos va engullendo.

 

UNA CABAÑA ENTRE LAS NUBES

“Decía mi madre que yo ya nací mirando al cielo en un día muy frío de diciembre. Ella me decía, tambièn, que yo tenía mi propia cabaña en las nubes a las que no me cansaba de  mirar, sentada en la acera de mi casa, con mi perro siempre al lado, con el que compartía al alimón mi merienda, para sofocón de mi madre que ponía el grito en el cielo al verme morder mi bocadillo al mismo tiempo que  Martorell. Eramos inseparables, era mi confidente. Yo le prometí a Martorell que algún día llegaría a tocar esas nubes de azúcar. Y, como tengo afición a cumplir mis promesas, pronto me puse manos a la obra.”

Pocas vocaciones han sido tan líricamente expuestas. Envidio esas visiones tan fuertes y la tenacidad para conseguir el sueño de conseguir las alas… de la libertad.

“Aún pasaron años hasta que Iberia lanzó una convocatoria para azafatas de vuelo, con una larga lista de requisitos (no como ahora), que leí con fruición e impaciencia por ver si yo los cumplía. Mi padre leía conmigo y, antes de que yo acabara, me suelta: “Belencita, ¡vas a ser la mejor azafata de Iberia!”  Eso es dar moral, ¿qué no? Jajajajaja. Y, ya venida arriba, le digo, haciendo pinitos con mi nivel de inglés: “¡ Give me five!” , que viene a ser “¡choca esos cinco!”.

Con esa moral y esa ilusión, empecé a pasar las pruebas; cada una de ellas eliminatorias. ¡Ufff, qué nivel de estrés!, siempre pensando que no pasaría de la siguiente. Pero, ¡lo conseguí! Y nunca vi tanta dulzura, amor y orgullo en los ojos de mis padres y mi hermana. Definitivamente, ellos fueron mis primeras alas.”

Siempre la familia, las dos familias como brújula

“En mi entorno siempre dije que la profesión de tripulante de vuelo es incompatible con la vida familiar, sobre todo con tener hijos y, además, un marido, también tripulante de vuelo. -Éste fue mi gran reto en una batalla dura conmigo misma-.

Y, una vez más, mis padres me alentaron a seguir volando, ofreciéndome su impagable apoyo. Mi madre, sobre todo,  me decía: “No hay peor cosa que una mujer frustrada, en casa”. Mi comprensivo marido, aún prefiriendo que yo estuviera en casa cuidando a nuestros niños, dejó la decisión enteramente en mis manos. Confieso que, no pocas veces, me iba a volar con gran  pesar al ver las caritas decepcionadas de mis hijos cuando me veían uniformada y lista para salir”

Hablamos de la profesión en sí fascinante y que,desde fuera siempre me ha parecido una mezcla de técnico, modelo, psicóloga, intérprete… y con una aureola de ángel de nube en nube,

“La profesión de azafata de vuelo ha sido, quizás, una pionera en la igualdad de trato laboral entre hombres y mujeres; nuestra formación, funciones a bordo y nuestras nóminas, eran exactamente las mismas. Era muy interesante ver con qué naturalidad nos considerábamos iguales todos los miembros de la tripulación, en un tiempo en que ni se atisbaba un Ministerio de Igualdad. Si bien no pierdo de vista que Iberia era, por aquellos tiempos, una isla en este campo.”

En la primera Iberia, claro, con estatus de embajadores en lugares como la URSS…

“Entonces, ser tripulante de vuelo te situaba en un punto de mira social verdaderamente interesante. Pero en el caso de las azafatas, aún más. En las  relaciones sociales con las demás mujeres “de a pie”, amigas, familia, etc., se podía ver, clarísimamente, que los puntos de vista sobre las cosas más comunes distaban bastante entre unas y otras. Yo, sin embargo, mantenía y mantengo que no era por la profesión en sí, sino por el hecho de que viajar te permite conocer diferentes culturas, gentes y formas de vida de países tan diversos.”

Es una mujer privilegiada, un caso de éxito muy excepcional que demuestra que con ganas y apoyo se puede conseguir todo, sin necesidad del doping paritario. Un último brindis al ver el sol de la Meseta en horizonte:

“No me es fácil escoger una mujer que sea ejemplo para mí, hay muchísimas. Quizás la mujer que, por avatares de la vida, se ha visto sola y desamparada y, aún así, no se ha arredrado  en coger de la mano a sus hijos y sacarlos adelante con su solo esfuerzo, sea ella mi gran heroína.”

Y de Charles de Gaulle a Villanubla paseando entre las nubes. Llegamos a casa. Un aeropuerto pequeño, de juguete donde una rubia con flequillo me espera. La mítica rubia, Amparo de Castilla, inicio y broche de tantas cosas. Amparo de hogar y tierra, presente absoluto, vermuts de oro. Todo bien, verdad, objetivo cumplido, me faltas, tú guapa.

ESPÍRITUS INDEPENDIENTES DE PRESENTE ABSOLUTO

Amparo sintetiza la acción. Espíritu emprendedor por excelencia: corredora de rallis, diseñadora de joyas, empresaria, madre, gestora, profesora, musa… toda esa biografía feliz de CV dorado se concentra en un cuerpecillo estilizado con un acento quedón con aroma a Chanel y nicotina.

Venga, háblame de tu Vocación

“¿Mi vocación?, ¿sobre qué?… “

Es quedona y marca hasta las preguntas, mujer sin guiones siempre me hace improvisar

“en mi caso, la vida transcurrida, su velocidad, marca prioridades y decisiones… páginas escritas al vuelo. Personalmente mi vocación la ha marcado una libertad consciente que se basa en decisiones de presente. “

Libertad e independencia conquistadas, como en este viaje sin horizontes por una Castilla que nos hace levitar como una prolongación del cielo

“¿Mi biografía laboral? marcada por la creatividad e ilusión y especialización. Toda ella Marcada por ser mujer con la lucha de ser económicamente independiente. Siempre. Mi frase para grabar… “en mi casa la economía soy yo”.

Amparo es su economía, su Estado, su Patria y su Todo. Pero no es fácil sostener ese ritmo, una unión de actitud e inteligencia práctica.

“Mi vida laboral ha tenido varias fases, y destaco siempre la  mentalidad de adaptación. Pasé de secretaria de cargo político a madre, comercial automoción, gestora, estudiante, diseñadora en joyería, directora, delegada, perito en el sector inmobiliario… Una vida laboral extensa, diversa, con preparación profesional previa en cada una de ellas. Gratificante en cada actividad.”

Pionera de una generación que se inventaba a sí misma

“mi generación ha sido la de Transición en el cambio social de la mujer en España. La clave fue la incorporación al mundo laboral, a la Universidad… esto conlleva una independencia social y de criterio. Una Transición múltiple, negociada en familia y con la ayuda económica del Estado por las Becas, las de verdad…”

Transición de lo personal a la vida familiar

“Sí, vida familiar y trabajo; es también el comienzo de las guarderías, que se pagaban en su integridad o paralización de la vida laboral temporal… hemos sido una generación del equilibrio y conciliación de dos culturas, desde luego”

La capacidad de generar ingresos no sólo es algo económico sino que ayuda a formar un criterio independiente, personal.

“De acuerdo, los ingresos de la mujer abrieron a un mundo de poder adquisitivo familiar pero, sobre todo. El cambio da poder de criterio, opinión, decisión… el destino social de la mujer abre un antes y un después. Los cambios son los de la propia sociedad en sí por repercusión”

Pero coincidimos que, tras el salto, no todo ha sido una historia feliz

“No siempre, ni todo ha sido positivo. Por ejemplo, no entiendo la equiparación de talento con paridad, si bien es cierto que a determinado nivel laboral y social es una barrera para superar el acceso y aceptación de la mujer. Y desde luego la huelga del 8 de marzo, “día de la mujer trabajadora”, ese fue su verdadero origen… está absolutamente politizada… una pena, nuevamente una sociedad manipulada…”

Bueno, antes de que tomemos un vermut off the record, terminemos con algo de esperanza desde tu admiración

“la figura, digamos el ente que admiro es la generación a la que pertenezco que llamo de Transición, la que abrió y defendió la capacidad pensante de la mujer a la vida social, a reivindicar el derecho a firma bancaria, a conducir, viajar… Fue el antes y el después”

Pues Amén, rubia, amén. Torcemos hasta Fuensaldaña, apago la grabadora y nos metemos bajo la tierra sacra de Castilla en La Sorbona, bodega y templo donde la contaré mi viaje y brindaremos sin tiempo.

Gracias a todas las amigas que han cooperado en este mosaico testimonio. Dios os bendiga. Gracias.

2 comentarios sobre “ENTRE TODAS LAS MUJERES, VERMUT FINALE

  1. Excelente trabajo, Juan Miguel Novoa. Tanto la primera parte de todas estas semblanzas feneninas, como esta segunda son un excelente trabajo tuyo. Good job!!, My friend.

  2. Muchas gracias por hacerme participar en este mosaico de testimonios en compagnie de todas esas amigas si interesantes y excepcionales.
    Me han gustado mucho la manera de ponerlos en “scène” Y sobretodo la idea que as tenido “el dia de la mujer” de celebrarnos. Merci beaucoup !

    P.E La idée de ce petit bistrot….jejeeje m’ a enchantée!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *