POLONIA OCUPADA – ANIVERSARIO DE GUERRA MUNDIAL

Érase un Septiembre en medio siglo, érase una Polonia amenazada, érase una segunda parte de quimeras del 14 e intermezzo de guerras gélidas. Septiembre amanecía con sol existencialista y lo recordamos en sepia de sueños con mitos coloreados y nubes de robots formando en blanco y negro.

En mi época británica se ponían documentales de la guerra diariamente en la BBC, creando una mística vencedora de iconos familiares con vida inmortal. Estábamos en la mitad del siglo XX, cambalache-problemático-y-febril. Antes de llegar a su mitad se sublima un lustro de siglos inmanentes que estallan en pirotecnia en dos capítulos de odio por asesinos gestores de ideas que fraguaron en dogmas idealistas a velocidad de vals ternario. Ritmo de dialéctica en danza sin Dios engendrando un retoño maldito llamado Socialismo que nació géminis desdoblado en carácter Real y Nacional. Era la síntesis fornicada entre tesis y antítesis bendecidas años antes por padrinos de la sospecha y animada por directores de orquesta de compás dialéctico.

El espectador de frase hecha sigue diciendo en las tabernas que las religiones han matado mucho, obviando que los dioses han exterminado mucho más. Esos dioses que nacen en la negación de Dios y germinan en mentes soberbias vistiéndose de vocablos malditos de nombre hermoso: idealismo, fraternidad, romanticismo… así hasta la más fatal  de todos: la máter Utopía. Ese no-lugar donde la meretriz lleva a yacer al hombre seduciéndole con paraísos dejándole olvidado en las cunetas de la historia.

Érase un agosto recalentado, érase un paseo por Polonia, afueras de Lublin, érase un crematorio donde  estas reflexiones se hacen carne  quemada. Desde un barracón hasta una chimenea érase un mecano de terror llamado campo de concentración, construido por el socialismo Nacional y desarrollado por el Real tan juntos ya. Entre ambos dioses letales y abstractos se quema al Otro, al de siempre: al Hombre muy concreto de carne y hueso que grita su nombre entre gritos y murmullos de plegarias.

1 thought on “POLONIA OCUPADA – ANIVERSARIO DE GUERRA MUNDIAL

Deja un comentario