ACTO I – “GOOD NEWS” (HACE APENAS DOS AÑOS)

Londres amanece en azul claro y frío bajo el sol protestante de Diciembre. Ilumina el astro un mundo multicultural de  acentos confusos que pasean entre grandes almacenes llenado bolsas con alhajas y regalos. Se observan muñecos uniformados de rojo, nieves sintéticas y objetos de colores fucsia que contrastan con mendigos de rostro esculpido de soledad y sidra. Las paredes de los edificios victorianos se dejan escalar audaces entre PapaNoeles. Más abajo, las tiendas vomitan canciones y perfumes entre aires acondicionados. Maniquíes de mujeres con pelo rosa miran desafiantes a la calle desde un cristal triunfante en su Olimpo de marcas.

Un autobús rojo de dos pisos pasa arrogante entre la amplia avenida. Se para en el semáforo con pitidos alternativos y nos muestra confiado en letras excesivas la “Buena Nueva”:

“THERE’S PROBABLY NO GOD”

Se abre el semáforo. La frase pasa inadvertida para la canalla en movimiento. Me asalta un escalofrío mínimo. Antes de que el magnífico auto tuerza la calle y como leyéndome el pensamiento observo:

“NOW STOP WORRYING”

Me quedo más tranquilo. Respiro hondo y el humo de la máquina penetra en mis pulmones mientras me despide una última frase en un color amarillo diarrea:

“AND ENJOY YOUR LIFE”

Necesito una pinta. La posmodernidad en colorines deja las bolsas y se abalanza a la barra para brindar desocupada celebrando con anticipación la gran fiesta decorada al estilo Dickens.

Otra más.

ACTO II – EVANGELIO (BUENA NOTICIA) –2000 AÑOS ANTES

Una joven está pariendo en un pesebre. Es una noche de estrellas que ilumina una región limitada entre un castillo y una choza. Las primeras lágrimas dejan paso a sollozos que anuncian una Buena Nueva profetizada desde antaño.

Aparecen los primeros visitantes – pastores, nómadas, un lumpen de bohemios sin casa – les siguen, como contraste, unos sujetos coronados sin Reino con regalos y se postran ante el Niño. Curiosamente no acude nadie del establishment que puebla el castillo del otro lado de la región, ocupados en conspiraciones entre orgía y orgía.

Este hecho, sin más noticia que lo que han reportado un grupo de analfabetos – el primer periodismo 2.0 –, traerá consecuencias.

Con el parto de la mujer la Historia hace aguas, se parte en dos y un cordón umbilical une el mundo a la Vida. Dios se ha encarnado. La realidad se inflama de Gracia y la muerte queda vencida. El hombre se hace Sentido y se le ha anuncia una victoria. El hombre: barro, libertad y dolor, se unifica bajo un Amor bendecido por las lágrimas de un niño que, en escasos treinta años –¿ que son treinta años en la vida? –  mostrará el camino hacia la Esperanza.

Parecían buenas noticias.

ACTO III – EL SUPERHOMBRE Y SU CREACIÓN

Tras dos mil años de revolución y progreso indefinido el depredador ha crecido. Tiene buen aspecto, usa voz engolada y se cree listo. Mira con soberbia, marca paquete y habla sin parar de Inteligencia y control. Sus instintos le susurran metáforas oscuras y la Realidad espera en un rincón vestida de meretriz de lujo en salones refinados. Su cerebro clama crear, poseerla, transformarla.

La Creación se convierte en “medio”, descubre que el alma se acomoda en una glándula y confía ilimitadamente en sí mismo y su Voluntad. El depredador ha madurado. Manos a la obra, “el mundo te pertenece” le recuerda Scarface, y necesita tu imagen. A la obra.

Modela a martillazos, entre jaquecas y trabaja sin descanso: La Historia se convierte en memoria, la religión en anexo de psicología, el futuro es un plan, el presente es prisa y el amor orgasmo. No quiere ser molestado en su tarea. Lo que no se desea se extermina y bebés sin nombre agonizan en contenedores. El depredador necesita espacio y calma. Quiere un futuro mejor para todos lleno de “fraternité e igualité” se dice entre lágrimas que babean su rostro. Lo quiere todo, es ambicioso y ofrece a la chusma un juego de técnicas parcelando el mundo en “ismos”. Todo controlado.

¿Y Dios? (le arrebata un pensamiento) Sonríe con nostalgia: “Fue padre antes de ayer, mero arquitecto hace unas horas, hoy “probably”, mañana… nada”.

EPILOGO – CONSECUENCIAS – UN DÍA CUALQUIERA

Pongo mi super tele de 80 canales gratis. Una niña sale en la tele pidiendo morir con una sonrisa. Sus padres la devuelven la sonrisa. Se anuncia toda la semana que un hombre va a morir el jueves a las 9 por Sky news. Cada veinte minutos aparece en su cama diciendo que se quiere morir. Su compañera le devuelve también la sonrisa. Cortan el plano y pasamos a anuncios, “pero volvemos en 3 minutos”.

Hay manifa próvida, miles de personas bajo la lluvia rezan por aquellos a los que no están aquí porque el Derecho no les otorga la condición de persona (eso que pone el código civil) . Se clama que el ser humano comparte casi toda la genética con el gusano de seda y con el mono. Pero nada con ese bulto que la madre tiene en el estomago y se elimina “por derecho”. Una chica desnuda asalta la procesión silente y grita entre flipe y barbitúricos mostrándome sus pechos estériles “el aborto es sagrado”

Un periódico antiguo, en sepia, roto, esconde una noticia ignorada en las últimas páginas, no apta para titulares de mass media, nada. Pero se ha colado por casualidad en la última esquina de un periódico local.

Dice así:

“La hermana Presentación López Vivar, religiosa burgalesa que el pasado 28 de octubre perdió las dos piernas tras ser alcanzada en el Congo por una bomba, ha afirmado hoy que si tuviera que volver, lo haría: «miedo no me da; si puedo ser útil, vuelvo».
«Es una gracia de Dios que se me ha concedido seguir viviendo y aprovecharé para seguir ayudando de lejos y para animar a otros a ir y decirles que no deben tener miedo de ayudar».

 

FELIZ NAVIDAD

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies