No es la T4-Puerta de Hierro- pero no se hace mas pequeña. Eso sí, es mas coqueta,mas organizada, mas poblada, mas… privada, no se.

La Quirón hoy está que arde. Hay una Cadera coronada en juego que se está arreglando por un genio traido de Galicia para pasar a la historia. Bajo el Acontecimiento aparece un hall poblado de seguridades, cámaras y prohombres. Hay un camping de curiosos alrededor -profesionales y amaters- hay focos en esperas de noticias sabidas y comunicados obvios para hacer análisis dispares.

Me siento en el sillón que me acoje familiar, casi entrañable, como si apenas hubiera estado hace unas horas. Recuerdo que la primera vez que me senté casi me expulsa, era un sillón de faquir, era… otra cosa…

Yo conocí muy bien esa clínica en mi primer Madriles, donde mi vida se vió envuelta en una Opera del gran genero chico con escenas de cama y frases póstumas -la última vez que me confesé fue ahí- en hospitales que creiamos eran la antesala hacia un purgatorio barroco y se quedaron en la sala de espera, la penúltima, hacia una Eternidad ralentizada.

 

Anyway, tras pasar por ese sillón terminé  durmiendo alegre en una super cama supletoria -de esas por las que hay que pagar 5 € en Catalonia-. Llegaba de noche y me iba al amanecer como un libertino, una presencia altísima e inabarcable. Eran noches de delirios, de susurros y amagos entre tubos y bips. Dormía bien, la verdad, yo siempre rindo bien bajo presión y las amanecidas desplegaban un sol enfermo entre cristales que llamaba a la vida. Me levantaba con ojos hinchados y lo primero que hacía era hacer fotos a la ventana y a mi Amor -en ese orden-.

 
La clínica era magnífica excepto la cafetería -eso era la verdadera sala de espera del lugar-. Yo solo iba a la hora del cierre a tomar un bocata y un vino. De postre chicle para ocultar alientos.

En fin, eran otros tiempos y yo quería hablar hoy de caderas y ambientillo hospitalero periodístico. No tengo ganas y además es aburrido. La vida interior manda y se llama Nostalgia que no se puede evitar, first things first, mañana mas.

 

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies